Quizás uno de los conceptos más discutidos del presente es el de los grandes volúmenes de datos, también conocido como “Big Data” en inglés, en particular qué hacer con ellos y cómo leerlos de forma dinámica, económica y sobre todo precisa. Es que en una era como la actual, en la que los dispositivos electrónicos con acceso a Internet están creciendo de una forma alarmante, la cantidad de datos se incrementa casi con la misma virulencia.

En particular este concepto cobró relevancia en los últimos dos años con fuerza, luego que se decretara la pandemia de Coronavirus, momento en el que casi todo el mundo se tuvo que recluir en sus hogares, sumando todavía más tráfico a Internet así como una impresionante crecida del cuerpo de datos que reciben las empresas de los usuarios.

Como quizás ya sepa, esto se nutre de cada sitio web, aplicación de celular y casi cualquier dispositivo con Internet, utilizando los famosos “cookies”, las empresas recolectan datos de los usuarios, que van desde geo localización hasta la posibilidad de conocer hábitos de consumo, “zonas calientes” en un sitio web y en casos extremos hasta datos biométricos.

¿Qué hacer con esos datos?
Uno de los grandes interrogantes de esta nueva era, surgió de la mano de los grandes volúmenes de datos. ¿Qué información podrían encontrar las empresas en esos grandes pliegos de datos sin procesar? La respuesta, información valiosísima que en otros contextos requeriría de contar con encuestas masivas, cuyo costo escalaría hasta las nubes y de vuelta.

Dicho todo esto, se explica en gran medida por qué las empresas recurren cada vez más al Big Data como un gran compañero de ruta. Es que detrás de esa bóveda que son los datos, existe un cúmulo de información más que importante para que cualquier empresario del mundo logre tomar aproximaciones más precisas a su objetivo, como puede ser incrementar sus ventas, sumar empleados en el momento justo y hasta lanzar nuevos productos.

Foto: Markus Winkler
Es que conocer la tendencia de una ola como es el consumo es vital en una era como la actual, donde quien tiene el acceso a la información contará con una carta de ventaja en este contexto. Es por eso quizás que están creciendo muchísimas las ofertas de trabajo en este rubro, en particular en este momento en el que un curso online puede permitirnos acceder al conocimiento clave las 24 horas del día los 365 días del año.

Empresas como McDonald´s y otros grandes de distintos sectores se están nutriendo y mucho de estos datos, permitiéndoles generar nuevas formas de acercarse a sus consumidores. Además, personalizar qué se va a ofrecer en pos de los que están mostrando los datos, minimizando las pérdidas, pero sobre todo mejorando las ganancias. Esto se traduce claramente en empresas más eficientes, que lograrán el día de mañana también refinar sus métodos y así lograr tener ambientes laborales más efectivos, mejorando no sólo sus perspectivas de crecimiento, sino también sumando a la calidad de vida de sus empleados.

Foto portada: Joshua Sortino

¡Suscríbete al Newsletter!

Forma parte de la exclusiva comunidad de Pasión de María.