Varias comunas comenzaron esta semana la transición para salir de la cuarentena. Tres médicos especialistas entregan los consejos para cuidarse y evitar un rebrote, mientras tres chilenos que han vivido este proceso en el extranjero cuentan su experiencia saliendo del encierro.

Tras 74 días de confinamiento, las comunas de Colina, La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Ñuñoa, Tiltíl y Vitacura, en la Región Metropolitana, se encuentran en la etapa de transición, junto a los habitantes de San Antonio y San Felipe, en la Región de Valparaíso. Por otro lado, las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Aysén se encuentran ya en fase 4.

Son noticias esperanzadoras, pero no significan que volveremos a nuestras vidas normales, sobre todo mientras aún no aparezca una vacuna.

“Este paso de cuarentena total a cuarentena de transición no implica libertad total”, explica el Luis Herrada, urgenciólogo de Clínica Las Condes, sorprendido por la cantidad de gente que ha visto en las calles desde que se pasó a esta nueva fase. “Lo que asegura esto es un poco más de movilidad”, dice, pero un aspecto que destaca es que este reglamento habla de la posibilidad de reunión pero no lo sugiere, al igual que las actividades deportivas en grupo.

Si pensaste en reunirte con amigos a hacer un asado, es lo más contraproducente que podrías hacer —para ti y para el resto—, sobre todo por la responsabilidad social que conlleva este proceso de transición. “Esta fase de transición no es libre”, apunta Herrada. “Si no es necesario, no salgan; pero si salen, háganlo respetando las medidas”.

La triada de esenciales

“Hasta que no haya un control completo de la pandemia, se deben mantener las medidas básicas de distanciamiento social —de mínimo 1,5 metros entre una persona y otra—, además del lavado de manos continuo y el uso de mascarilla”, comenta Ángel Ricardo Arenas, médico residente de UPC y epidemiólogo clínico de Clínica Indisa.

Un aspecto importante sobre el uso de mascarilla es que si se usa por un periodo prolongado, pierde efectividad. “Es ideal andar con una mascarilla de recambio por si la que estoy ocupando se rompe, se deteriora, moja o humedece”, dice Ignacio Silva, infectólogo y académico de posgrado en la Universidad de Santiago.

Otra recomendación de estos tres especialistas es tener siempre a mano una botella de alcohol gel para higienizar nuestras manos en caso de necesitarlo. “Sobre todo al tener contacto con otras personas, después de comprar productos o utilizar transporte público”, afirma Silva. Herrada agrega que “ojalá que cada 3 o 4 veces que usemos alcohol gel, nos lavemos las manos con agua y jabón”.

Transición y dimensión trabajo

Durante estos días es probable que muchos trabajadores, que vivan y trabajen en comunas en transición, vuelvan a sus puestos presenciales. “Se deben garantizar medidas de seguridad suficientes para que los empleados puedan mantener el distanciamiento”, explica Ángel Ricardo Arenas. “Según distintas publicaciones científicas, el riesgo de transmisión aumenta en recintos cerrados en más de diez veces que en recintos abiertos”, comenta.

El infectólogo Ignacio Silva coincide en que lo primordial es que cuando el empleador haga el llamado de reincorporación, el empleado pueda “exigir que se cumplan las medidas de seguridad sanitaria”, sobre todo si hablamos de oficinas donde los puestos de trabajo difícilmente están separados con 2 metros de distancia. “Asimismo, que haya espacios adecuados para el lavado de manos y ojalá puestos con alcohol gel distribuidos en los distintos sitios de la empresa”.

Al llegar a tu espacio de trabajo, lo más importante es realizar una buena desinfección tanto del escritorio como de los artículos que estés tocando constantemente, como el computador o el teléfono, por nombrar algunos.

 

La triada de elementos básicos se ha mencionado una y otra vez: uso de mascarilla, lavado de manos y distanciamiento social. Esa es la clave para retener la propagación mientras esperamos el desarrollo de la vacuna. En ningún caso hay que asumir que esta transición es un relajo. El llamado que hacen los especialistas es al autocuidado y a la conciencia social, donde debemos ser capaces de cuidar a los demás pero partiendo por nosotros.

FUENTE: LA TERCERA

¡Suscríbete al Newsletter!

Forma parte de la exclusiva comunidad de Pasión de María.