Les proponemos una selección de juegos sencillos para armar en casa, con los materiales que tengamos a nuestro alcance. Todas se pueden adaptar a diferentes niveles de dificultad según las edades y habilidades de los niños y las niñas. La consigna es compartir un momento de creación en familia.

¡Recordemos que el material que usemos siempre debe estar limpio!

Juego #1
Búsqueda del tesoro en casa

Puedes esconder juguetes, algunos dulces, un libro o lo que se te ocurra alrededor de la casa y armar una serie de pistas para que los niños tengan que ir descubriendo dónde se encuentran los tesoros.

La pista final será el premio mayor, tal vez algún regalo o algo que ellos quisieran hace tiempo.

Juego #2
Caja de disfraces

Niños y niñas podrán jugar a ser héroes, médicos o maestros, a cuidar a un bebé, a comprar y pasear con sus mascotas. Mediante la imitación y la interpretación aprenderán además comportamientos y reglas sociales.

En una caja de cartón o cualquier otro recipiente similar, juntamos ropas y accesorios que las chicas y los chicos puedan usar para disfrazarse. Una peluca vieja de carnaval, una capa, un camisón, un sombrero, un par de anteojos de plástico… Cualquier accesorio será útil en este juego de rol.

Una vez armada la caja, invitamos a las niñas y a los niños a disfrazarse. En familia, podrán inventar historias y ellos interpretarán los personajes. ¿Qué mejor juego que ser los protagonistas de su propia historia? Mejor aún, si la historia inventada incluye personajes de la vida cotidiana, puede convertirse en una oportunidad muy divertida de imitar a los adultos.

Juego #3
Ciudad imaginaria

La propuesta es armar un circuito para recorrer con distintos juguetes o elementos. Podemos armar el circuito con cinta de papel pegada en el piso, dibujarlo con tiza o recortar papeles en tiras y pegarlos como si fueran caminos o calles de una ciudad imaginaria. Podemos utilizar cartón, botellas de plástico y otros objetos que tengamos en casa para armar los puentes y los obstáculos. Es muy importante que ninguno de los objetos que usemos tenga filo o pueda ser peligroso para jugar.

Una vez armado el circuito, las niñas y los niños podrán recorrerlo con autitos, trenes, muñecos o juguetes inventados por ellos.

Juego #4
Laberinto de tubos

Para construir este juego se necesitan tubos de cartón de diferentes tamaños, cajas o recipientes donde apoyarlos, cinta de papel y pompones o pelotitas. Los adultos deben ayudar a las niñas y a los niños a crear un circuito de tubos apoyados en los recipientes, de manera tal que la pelotita entre y salga por los tubos inclinados. También se pueden pegar los rollos entre sí para construir tubos más largos o cerrar el circuito para la pelotita ruede por los tubos sin salir.

Juego #5
Rompecabezas casero

Podemos armar un rompecabezas con cualquier imagen o dibujo que encontremos en casa. Si el dibujo está hecho sobre cartón o si podemos pegarlo sobre una base de cartón o cartulina, mucho mejor. Recortamos la imagen en diferentes piezas y ya tenemos listo el rompecabezas.

El nivel de dificultad deberá variar de acuerdo a la edad. Podemos empezar por un rompecabezas de 4 piezas cuadradas para los más pequeños e ir aumentando la cantidad de piezas o complejizando las formas para los más grandes.

Juego #6
Balero

Es muy fácil construir una versión casera de este juego tradicional. Usamos la mitad superior de una botella de plástico (la parte del cuello), atamos un hilo a la base del cuello y en el otro extremo pegamos una tapita. El objetivo es embocar la tapita dentro de la botella, sosteniendo la botella por el cuello y realizando un movimiento rápido con la mano. También podemos decorar nuestro balero como más nos guste: con fibras, pintura, papeles de colores, goma eva o brillantina.

Una propuesta más: El juego en el tiempo
Sugerimos a las madres, a los padres y a todos los adultos que tienen niñas y niños pequeños a su cargo durante esta etapa de aislamiento que vuelvan a aquellos juegos que disfrutaron en sus propias infancias. Compartir estos juegos queridos con los niños y las niñas puede ser entretenido y enriquecedor.

Podemos comenzar por la explicación del juego y las anécdotas de cómo lo jugaban los adultos cuando eran niños. Luego pasar al desarrollo del juego, involucrando a todos los adultos y niños de la familia. ¡Será un momento de encuentro e intercambio muy divertido!

Fuente: Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. Ministerio de desarrollo social de Argentina.

 

Foto portada: Gustavo Fring from Pexels

¡Suscríbete al Newsletter!

Forma parte de la exclusiva comunidad de Pasión de María.