Estudios indican que entre el 40% y 45% de las mujeres y entre el 20% y 30% de los hombres tienen al menos una disfunción sexual. Estas son dificultades de origen psicógeno, orgánico o ambos durante cualquier etapa de la respuesta sexual humana (deseo, excitación, orgasmo y/o resolución) que impiden el desarrollo de una vida erótica plena, provocando que la persona no disfrute su vida sexual.

Odette Freundlich, la directora del Centro Miintimidad, afirma que cada vez más jóvenes buscan con expertos soluciones para sus problemas íntimos. Ella nos cuenta las 8 disfunciones sexuales más comunes en mujeres y hombres:

Disfunciones sexuales femeninas más frecuentes:

  • Ausencia o reducido interés o deseo sexual.
  • Dificultades en la excitación sexual.
  • Dificultades para llegar al orgasmo o para tener satisfacción sexual.
  • Dolor y/o molestias durante la penetración (dispareunia).
  • Imposibilidad de lograr penetración vaginal (vaginismo).

Disfunciones sexuales masculinas más frecuentes:

  • Falta de control eyaculatorio (eyaculación precoz/eyaculación retardada).
  • Dificultad para lograr y/o mantener la erección (disfunción eréctil).
  • Falta o disminución del interés o deseo sexual y ansiedad sexual.

Según estudios realizados por Centro Miintimidad, las mujeres que acuden a este Centro demoran hasta 5 años en consultar, pues no sabían que el problema sexual que las aquejaba contaba con un nombre, no tenían claro dónde pedir ayuda y pensaban que con el tiempo la dificultad se solucionaría.

La kinesióloga especialista en sexualidad cuenta que es un gran error esperar tanto tiempo en pedir ayuda, pues en general todas las disfunciones de este tipo tienen tratamiento y mientras antes se consulte, menor será el período de sufrimiento individual y/o en pareja.

Fuente: Centro Miintimidad
Fotos: Google

¡Suscríbete al Newsletter!

Forma parte de la exclusiva comunidad de Pasión de María.